El barrio de Sindicato de Palma

Como vía de acceso hacia el casco antiguo, la Vía Sindicato ha sido el paso obligado en muchas etapas de mi vida, para ir al colegio, para ir de compras, … Cientos de veces habré recorrido esa calle y observo con pena lo mucho que ha cambiado, comercios tradicionales de toda la vida han ido despareciendo: los últimos los míticos Almacenes Casa Roca y Antigua Casa Bet; otros sin embargo resisten: Mimbrería Vidal, Sombrerería Casa Julià, Especias Crespí, Mercería La Veneciana, Alpargatería Blanc Marí, Eléctrica Iberoamericana. Por suerte, después de la invasión china, llegaron muchos negocios locales: bares de tapas y vermuts para hipsters como Can Trispol o Molta Barra, cafeterías como Arabay Coffee, nuevos conceptos de peluquería como Botons, restaurantes como Bocalto, La Juanita Cuina Fresca o Quina Creu, regalos artesanos como Amenamen y pequeñas tiendas culturales de referencia como Rata Corner, que están dado una segunda vida a las calles de Sindicat y Sa Gerreria.

Recuerdo que de pequeña, las calles aledañas estaban prohibidas, nadie pasaba por el barrio chino, misterioso, oscuro y peligroso. Aún así a veces nos aventurábamos a comprar deliciosos llonguets y magranetas en un horno de la calle Socorro.

Después llegó la aberración de borrar de un plumazo un barrio entero y su historia. Aquí se puede leer un interesante artículo escrito cuando ya estaba firmada la reforma que tiraría medio barrio abajo. Las fotos aéreas del inmenso solar que quedó tras el derribo. Y una recopilación de fotografías.

Volviendo al presente, me fijo por primera vez en los curiosos nombres tallados de las calles que cruzan Sindicato, no los había visto hasta ahora! Seguro que han estado siempre? Hay que mirar más el suelo!

El arte urbano ha invadido solares y edificios abandonados. En la confluencia de las calles Volta d’en Reus y L’Hostal de l’Estel hay toda una zona libre para que los artistas plasmen sus creaciones.

Si un lado de la calle, la parte de Sa Gerreria, bulle con negocios diurnos, y rutas martianas nocturnas, el otro lado, para mí con el doble de encanto, sigue sumido en la degradación, con edificios apuntalados en ruinas, mucho cartel de se vende y calles completamente desconocidas para la mayoría de los palmesanos. Can Vatlori, Quartereta, Carrer dels Frares, Sant Esperit, Can Martí Feliu, Banc de s’Oli, Carrer Rubí,…

 

Álbum con todas las fotos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s